Derechos de los vecinos

Dios ordenó en el Sagrado Corán:

[Adorad a Dios y no Le asociéis nada. Sed benevolen-tes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente y con vuestros esclavos. Dios no ama al arrogante jactancioso.]
(4:36)

El Islam considera a los vecinos de la siguiente manera:

Vecino pariente: Este tipo de vecino tiene tres tipos de derechos: El derecho de parentesco, el derecho de vecino y el derecho por ser musulmán.

Vecino musulmán: Este vecino tiene dos tipos de dere-chos: El derecho de vecino y de ser musulmán.

Vecino no musulmán: Este vecino goza del derecho de ser vecino. Abdullah bin ‘Omar, un conocido compañero del Profeta y estudioso del Islam, volvió a su casa una vez y descubrió que los miembros de su familia habían degollado una oveja. Preguntó de inmediato: ‘¿Le ofre-cieron parte de la carne de la oveja a nuestro vecino judío como regalo?’, pues escuché al Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) decir:

“El ángel Gabriel insistió aconsejándome que fuera ama-ble con mi vecino hasta que pensé que debería darle una parte en herencia”.
Tirmidhi, Hadiz n° 2007

Provocarles inconvenientes a los vecinos va en contra del Islam. Dijo el Profeta:

“¡Por Dios, que no cree, por Dios, que no cree, por Dios que no cree!”. Alguien dijo: ¿Quién, ¡Oh, Mensajero! de Dios? Él respondió: “Aquel de cuyo daño su vecino no está a salvo”.
Al-Bujari, Hadiz n° 5670

Fue registrado que el Mensajero de Dios (la paz y las bendi-ciones de Dios sean con él) ilustró los derechos de un vecino de la siguiente manera:

“¿Saben cuáles son los derechos de un vecino? [Son:], si un vecino busca tu ayuda, dásela. Si un vecino te pide un préstamo, dáselo [si tienes los medios]. Si tu vecino cae en la pobreza, ayúdalo financieramente y alivia su pobreza si puedes. Si tu vecino se enferma, visítalo [para ver su salud y bienestar]. Si tu vecino es feliz con cierto logro, felicítalo. Si tu vecino sufre una calamidad, ofrécele tus condolencias. Si tu vecino muere, ve a su funeral [si puedes]. No edifiques por encima de la altura de su casa, para no obstruir el sol ni el aire. No molestes a tu vecino con los olores de tu comida, a menos que tengas la intención de ofrecerle algo [de lo que estás cocinando]”.
Tabarani, Hadiz n° 1014

Aún cuando un vecino provoque algún daño, se reco-mienda el buen comportamiento. Un hombre se quejó ante Abdullah ibn ‘Abbaas diciendo: Mi vecino me insulta y me perjudica. Éste le dijo: “Él ha desobedecido a Dios con sus acciones, por lo tanto ve y obedece a Dios al respecto (es decir, no te vengues, sino que actúa tú co-rrectamente)”.