Derechos de los empleadores

De igual manera, el Islam les exige a los trabajadores mantener una buena relación con el empleador, cumplir con sus obligaciones dando lo mejor de sí y de su talen-to. Los trabajadores no deben descuidar ni perjudicar al empleador o su trabajo de ninguna manera. Se ha repor-tado que el Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo:

“Dios aprecia al trabajador que perfecciona su trabajo”.
Abu Ya’la y Baihaqi

Para fomentar la sinceridad en el trabajo y proteger su dignidad, el Islam determina que lo ganado por el traba-jador sea el mejor de los ingresos si fue sincero en su trabajo. Dijo el Profeta:

“El mejor de los ingresos es el que se obtiene con el es-fuerzo propio”.