Derechos de los empleados/trabajadores

El Islam ha definido una serie de reglas sobre el trabajo y los trabajadores. El empleador, según las enseñanzas islámicas, debe establecer una relación justa y cordial con sus empleados y trabajadores. Tal relación debe basarse en la igualdad, la buena voluntad y la hermandad del Islam. Esto se basa en las siguientes palabras del Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él):

‘Sus trabajadores y esclavos son sus hermanos que Dios ha puesto bajo su responsabilidad. Todo aquel que tenga alguien bajo su mando debe darle de comer lo mismo que él come, vestirlo con la misma ropa, y no debe sobrecargarlo más allá de sus capacidades. Pero si le provoca una carga, debe ayudarlo’.
Al-Bujari, Hadiz n° 5702

El Islam respeta el honor y la dignidad de los trabajado-res. Ha sido reportado que el Mensajero de Dios dijo:

“El mejor ingreso es el que resulta del trabajo honesto”.
Musnad Ahmad, Hadiz n° 8419

Es más, el Islam le exige al empleador que declare los salarios que se le pagarán al trabajador antes de que éste comience la tarea.

Baihaqi y Abdul Razzaq en al-Musannaf

El Mensajero de Dios aseguró los derechos del trabajador y su salario. Se ha registrado que el Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo:

“Seré adversario de tres personas el Día del Juicio Final: El que dio en mi nombre y luego traicionó, el que escla-vizó a un hombre libre y consumió el precio de su venta, y el que emplea a un trabajador pero no le paga lo que corresponde”.
Al-Bujari, Hadiz n° 2114
El Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dio instrucciones al empleador: “Paga al trabajador su salario antes de que el sudor causado por su trabajo se haya evaporado de su frente”.