Conservar y respetar los derechos de los débi-les y desvalidos

El Islam enseña el respeto a los miembros ancianos de la sociedad islámica y ordena que se les asista. El Mensaje-ro de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo:

“No es de los nuestros aquel que no muestra piedad por sus menores ni respeto por sus mayores”.
Registrado por Abu Da’ud n° 1984 y Tirmidhi n° 2091.

También dijo:

“Nunca un joven que respete y honre a un mayor dejará de ser recompensado por Dios cuando sea anciano. Dios beneficiará a las personas para que respeten a ese joven cuando sea anciano y más lo necesite”.
Registrado por Tirmidhi

La legislación islámica obliga a brindar asistencia a los huérfanos, tal como dice Dios, el Más Misericordioso en el Sagrado Corán:

[No trates mal al huérfano]
(93:9)
[No uséis los bienes del huérfano sino para beneficiar-lo, entregádselos cuando alcance la madurez. Cumplid con vuestros compromisos, porque se os interrogará por ellos]
(17:34)
[Quienes se apropien injustamente los bienes de los huérfanos, el fuego consumirá sus entrañas y arderán en el Infierno]
(4:10)

Dios trató el tema de la conservación de los derechos de los niños inocentes cuyos padres pueden llegar a come-ter un crimen contra ellos debido a la pobreza o la ignorancia. Dice Dios en el Sagrado Corán:

[Diles: Venid que os informaré lo que vuestro Señor os ha prohibido: No debéis asociarle nada y seréis bene-volentes con vuestros padres, no mataréis a vuestros hijos por temor a la pobreza, Nosotros Nos encargamos de vuestro sustento y el de ellos, no debéis acercaros al pecado, tanto en público como en privado, y no mata-réis a nadie que Dios prohibió matar, salvo que sea con justo derecho. Esto es lo que os ha ordenado para que razonéis]
(6:151)

En la misma línea, podemos ver el respeto y conserva-ción que se les debe a los más débiles, los menos favorecidos y los enfermos de la sociedad islámica.